Robots asesinos: Expertos expresan preocupación y advierten sobre tercera revolución en la guerra

Robot asesino con inteligencia artificial

Más de 80 líderes y fundadores de empresas relacionadas a la robótica e inteligencia artificial firmaron una carta abierta para expresarle a las Naciones Unidas su preocupación sobre el desarrollo de “robots asesinos”. En la lista figura el nombre de Elon Musk, fundador, CEO y CTO de Space X, así como también co-fundador y CEO de la compañía dedicada a la fabricación de automóviles eléctricos Tesla Motor, USA. En el caso particular de Elon Musk, él ha expresado abiertamente su preocupación por el desarrollo sin restricciones de tecnología de inteligencia artificial y la necesidad de que se regule de alguna manera, así se puede constatar en el siguiente Tweet: “A nadie le gusta ser regulado, pero todo (carros, aviones, comida, drogas, etc) que es un peligro para el público es regulado. AI debería serlo también”.

Según Elon Musk, el desarrollo de tecnologías de inteligencia artificial representa un riesgo aún mayor que Corea del Norte.

Una carta abierta al Convenio sobre Ciertas Armas Convencionales de las Naciones Unidas

Esta es la traducción de la carta que le escribió “Future of Life Institute” (Instituto para el futuro de la vida) al Convenio sobre Ciertas Armas Convencionales de la ONU:

Como empresas que desarrollan tecnologías de Inteligencia Artificial y Robótica que pueden ser reutilizadas para desarrollar armas autónomas, nos sentimos especialmente responsables al levantar esta alarma. Acogemos con beneplácito la decisión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Convención sobre Ciertas Armas Convencionales (CCW) de establecer un Grupo de Expertos Gubernamentales (GGE) sobre Sistemas de Armas Letales Autónomas. Muchos de nuestros investigadores e ingenieros están ansiosos por ofrecer asesoramiento técnico a sus deliberaciones.

Felicitamos al nombramiento del Embajador Amandeep Singh Gill, de la India, como Presidente del GGE. Instamos a las Altas Partes Contratantes que participan en el GGE a que trabajen arduamente en la búsqueda de medios para impedir una carrera de armamentos en estas armas, proteger a los civiles de su uso indebido y evitar los efectos desestabilizadores de estas tecnologías. Lamentamos que la primera reunión del GGE, que debía comenzar hoy (21 de agosto de 2017), se ha cancelado debido a un pequeño número de Estados que no han pagado sus contribuciones financieras a la ONU. Instamos a las Altas Partes Contratantes a que, por lo tanto, dupliquen sus esfuerzos en la primera reunión del GGE prevista para noviembre.

Las armas letales autónomas amenazan con convertirse en la tercera revolución en la guerra. Una vez desarrollados, permitirán que el conflicto armado se lleve a cabo a una escala mayor que nunca, y a intervalos de tiempo más rápidos de lo que los humanos pueden comprender. Pueden ser armas de terror, armas que los déspotas y los terroristas usan contra poblaciones inocentes, y armas “hackeadas” para comportarse de manera indeseable. No tenemos mucho tiempo para actuar. Una vez que se abra la caja de Pandora, será difícil cerrarla. Por lo tanto, imploramos a las Altas Partes Contratantes que encuentren una manera de protegernos a todos de estos peligros.”

Pueden leer la carta original y la lista de los que la firman en el siguiente enlace.