Ayer se cumplieron 10 años del lanzamiento del iPhone, que para muchos significó el mayor logro de Steve Jobs, pero en realidad, la historia de él va mucho más allá. Steve Jobs fue un visionario, él conectó creatividad con tecnología, su pasión por la perfección y su feroz empuje revolucionó seis industrias: La de las computadoras personales, películas animadas, música, teléfonos, tabletas y publicación digital.

Steve Jobs revolucionó 6 industrias y ayudó a fundar 3 compañías: Apple, Next y pixar

Pero más allá de sus logros personales, Steve dejó un gran mensaje para todas las personas, especialmente para los jóvenes. En 1994 la asociación histórica del valle de Santa Clara entrevistó a Steve Jobs, y en esa entrevista Steve dio un gran consejo de como vivir nuestras vidas, esto es lo que dijo Steve Jobs en esa entrevista:

Cuando creces, tienden a decirte que el mundo es de la manera que es, y que tu vida consiste en vivir en este mundo tratando de no golpearse mucho contra las paredes, tratar de tener una linda familia, divertirse, ahorrar un poco de dinero, pero esa es una vida muy limitada… La vida puede ser mucho más amplia, una vez que descubramos un simple hecho, y es que, todo a nuestro alrededor, lo que llamamos vida, fue hecho por personas que no eran más inteligentes que tú, y tú puedes cambiarla, influenciarla, puedes construir tus propias cosas para que otras personas las usen, y en el minuto que entiendas que puedes cambiarla, que puedes moldearla, eso es quizás lo más importante, sacudir esta noción errónea de que la vida está ahí y tú solamente vas a vivir en ella, versus, cambiarla, mejorarla, dejar tu marca en ella. Creo que eso es muy importante y una vez que lo aprendas vas a querer cambiar la vida y hacerla mejor porque está muy desordenada en muchas maneras. Y una vez que aprendas esto nunca volverás a ser el mismo. El video original de la asociación histórica del valle de Santa Clara se puede encontrar en este enlace.

El 12 de junio del 2005, Steve Jobs dio un discurso de graduación en la prestigiosa universidad de Stanford. En su discurso Steve contó tres historias: La primera historia se trata sobre conectar los puntos, Steve dejó la universidad luego de tan sólo 6 meses, debido a que luego de ese tiempo no le encontraba valor a lo que estaba aprendiendo, no tenía idea de lo que quería hacer en la vida y no veía como la universidad le iba a ayudar a descubrirlo. Entonces decidió dejar la universidad y confiar que todo iba a funcionar más adelante. Mirándolo bien, fue una de las mejores decisiones que pudo haber tomado, cuando dejó la universidad se pudo dedicar a asistir a cursos que le llamaban la atención en lugar de ir a los cursos que lo obligaban a llevar y que no le interesaban. Durante ese tiempo durmió en el piso del dormitorio de amigos, devolvía botellas de Coca-Cola para ganarse unos centavos de dólar para comprar comida. Seguir su curiosidad e intuición resultó ser invaluable más adelante. Por ejemplo: Debido a que Steve había decidido dejar la carrera formal en su universidad, podía matricularse en cualquier curso, y un curso que le llamó la atención fue el de caligrafía, ahí aprendió sobre los diferentes tipos de letras y lo que hace que una tipografía sea extraordinaria. Nada de eso tenía esperanza de ser de utilidad en la vida de Steve pero 10 años más tarde, cuando estaban diseñando la computadora Macintosh, todo volvió a Steve. Macintosh se convirtió en la primera computadora personal con diferentes estilos de tipografía. Por supuesto, era imposible conectar los puntos mirando hacia adelante pero fue muy claro mirando hacia atrás. No se pueden conectar los puntos mirando hacia adelante sólo se pueden conectar mirando hacia atrás. Y hay que confiar que los puntos de alguna manera se van a conectar en el futuro, debemos creen en algo, nuestro instinto, destino, karma, lo que sea, según Steve esa forma de pensar nunca lo defraudó, y por otro lado hizo una gran diferencia en su vida.

Macintosh se convirtió en la primera computadora personal con diferentes estilos de tipografía

La segunda historia es sobre pérdida y amor. Steve fue afortunado, descubrió lo que amaba hacer temprano en su vida. Con su amigo y socio Steve Wozniak, fundaron Apple en el garaje de la casa de los papás de Steve, y en 10 años la compañía creció hasta convertirse en una compañía valorada en 2000 millones de dólares, con más de 4000 empleados. A los 30 años, Steve fue despedido de la compañía que fundó, esto debido a que la junta directiva de la compañía decidió que era lo mejor en aquel momento. Steve quedó devastado, el proyecto en el que había dedicado la mayor parte de su vida adulta se había ido. Steve no lo vio en aquel entonces, pero ser despedido de Apple resultó ser una de las mejores cosas que le pudieron pasar, tuvo la oportunidad de comenzar de nuevo, y ese resultó ser uno de los periodos más creativos de su vida. Creó una nueva compañía llamada NeXT, otra compañía llamada Pixar, y se enamoró de una maravillosa mujer que resultó convertirse en su esposa. Pixar llegó a crear la primera película animada por computadora, ToyStory, y es ahora el estudio de animación más exitoso en el mundo. Luego Apple compró NeXT, él regresó a Apple y la tecnología que desarrollaron en NeXT se convirtió en las bases para el sistema operativo de los dispositivos Apple. Steve estaba seguro que todo esto no hubiera pasado si no lo hubieran despedido de Apple, en ocasiones la vida te golpea en la cabeza con un ladrillo, pero no hay que perder la fe. Steve estaba convencido de que la única cosa que lo hacía seguir adelante era que amaba lo que hacía. Hay que encontrar lo que uno ama, el trabajo va a ocupar gran parte de tu vida, y la única forma de estar realmente satisfecho es haciendo lo que creemos que es un gran trabajo. Y la única manera de hacer un gran trabajo es amando lo que hacemos, Steve recomienda que si no hemos encontrado lo que amamos, que sigamos buscando, no hay que estancarse, como todas las cosas que vienen del corazón, vamos a saber cuando lo encontremos, y como toda gran relación, va a mejorar con el paso de los años. Por eso hay que seguir buscando, hasta que lo encontremos, no hay que estancarse.

Pixar creó la primera película animada por computadora

La tercera historia es sobre la muerte, Steve comenta que cuando tenía 17 años leyó una frase que decía “Si vives cada día como si fuera el último, algún día ciertamente estarás en lo correcto”. Eso causó una gran impresión en él, y desde entonces comenzó a preguntarse todos los días “¿si hoy fuera el último día de mi vida, desearía hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?” Y si la respuesta era “No” por varios días seguidos, sabía que tenía que cambiar algo. Recordar que pronto estaré muerto es la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a tomar las decisiones más grandes de mi vida, comentó Steve. Porque casi todo, todas las expectativas externas, todo el orgullo, el miedo a la vergüenza del fracaso, todo esto se desvanece al encarar la muerte, dejando únicamente lo que es importante. Recordar que vas a morir, es la mejor forma que conozco de esquivar la trampa de pensar que tienes algo que perder. No hay razón para que no sigas tu corazón.

Luego, Steve cuenta la historia de cuando fue diagnosticado con cáncer a finales del 2003, era un tumor en el páncreas, los doctores le dijeron que era un tipo de cáncer que era incurable, y que le daban de 3 a 6 meses de vida, también le recomendaron empezar a despedirse de su familia. Pero luego, una biopsia demostró que el tipo de cáncer que tenía Steve se podía curar con cirugía. Steve fue operado y logró vivir unos años más. Nadie quiere morir, incluso las personas que quieren ir al cielo no quieren morir para llegar ahí, y aún así, la muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado a ella, y esa es la manera en que debe ser. La muerte de lo viejo da paso a lo nuevo, esa es la verdad. Tu tiempo es limitado, entonces no lo gastes viviendo la vida de alguien más. No te dejes atrapar por el dogma, que consiste en de vivir con los resultados del pensamiento de otras personas, no dejes que el ruido de otras opiniones ahoguen tu propia voz interior. Y más importante aún, ten el coraje de seguir tu corazón e intuición, ellos de alguna manera saben en lo que realmente te quieres convertir, todo lo demás es secundario. Al final de su discurso, Steve Jobs termina con una frase que se ha hecho muy popular “Stay Hungry. Stay Foolish.” Lo que quiere decir que nos tenemos que mantener con esa hambre de más, de querer lograr lo que nos propongamos, y tenemos que ser testarudos y aventurarnos para lograrlo sin importar lo que digan los demás.

El video del discurso así como la transcripción en inglés están disponibles en este enlace.

Fotos: Photo Giddy Steve Jobs by Norman Seeff – whatcounts Steve and Bill at All Things D – segagman Steve Jobs 1955-2011 – ssoosay Steve Jobs Dies Aged 56 / Apple Shaped Full Stop