Escalera al cielo, el espectacular arte de pirotecnia de Cai Guo-Qiang

Portada de documental de Netflix Escalera al cielo donde se muestra al artista contemporaneo chino Cai Guo Qiang frente a su obra la Novena Ola en Shanghái en el año 2014

Conocido por sus espectaculares muestras de pirotecnia, el artista contemporáneo chino Cai Guo-Qiang crea su más ambicioso proyecto en este documental que te dejará sin aliento.

El documental comienza en China en una fábrica de fuegos artificiales. Se empieza hablando de los orígenes de la pólvora, que fue inventada precisamente en China, inicialmente se usó como medicina y se le llamó medicina de fuego. Cai Guo-Qiang empieza a hablar del proyecto que quiere realizar, se trata de la Escalera al cielo, una escalera de 500 metros de altura cubierta de pólvora que se va a sujetar de un globo de aire caliente para elevarla en el aire. Según Cai la escalera simboliza la conexión de la tierra con el universo. El primer intento de la Escalera al cielo fue en la ciudad de Bath, Inglaterra en 1994, pero debido al mal tiempo el proyecto fue cancelado. El segundo intento fue en el 2001 en Shanghái pero también fue cancelado debido al aumento de la alerta de amenaza terrorista tras los atentados del 11 de septiembre en los Estados Unidos. El tercer intento fue en la ciudad de Los Ángeles en el 2012 pero el permiso para realizar el evento fue revocado debido a riesgo de incendio forestal.

La Escalera al cielo simboliza la conexión de la tierra con el universo

Luego el documental nos muestra un poco del trabajo artístico de Cai, como la Novena Ola, exposición en Power Station en Shanghái en el año 2014. La novena ola es la ola final y más poderosa de un tsunami, Cai se inspiró en la pintura rusa de la novena ola, que representa la lucha final de la humanidad ante un desastre. También se muestran escenas de lo que fue la obra “Silent Ink” y “Head on”. Se muestra el evento de pirotecnia para la inauguración de la Novena Ola en Shanghái en el 2014 que fue creado usando polvos de colores biodegradables.

Luego somos transportados a Quanzhou, provincia de Fujian, ciudad natal de Cai. El padre de Cai era un artista respetado en el pueblo. Cai cuenta la historia de que cuando él era niño, un soldado del ejercito de Mao le mató el perro pero debido a la situación tan difícil que estaban viviendo en esa época, la familia de Cai se comió al perro. Cai también cuenta que el padre de él se gastaba el dinero en libros y no en comida para su familia. El padre de Cai decía que sus libros eran su fortuna, los cuales tuvieron que quemar durante la revolución China. Cai recuerda que cuando era joven era tímido y estaba muy influenciado por su padre, dice que jugar con pólvora lo hizo sentirse liberado. Cai estudió escenografía en la academia de teatro de Shanghái de 1981 a 1985. La gente le decía que aunque era un artista trabajador, él no podía superar a Picasso. Cai se mudó a Japón en 1986 con un amigo. Él siente que su arte se volvió más puro cuando llegó a Japón. Cai quería hacer la Escalera al cielo en una villa pesquera, quería un lugar con esa atmosfera mágica. Quiso hacer la Escalera al cielo por su abuela, que siempre pensó que él iba a ser un gran artista, su abuela representa su niñez y su pueblo. En 1995, Cai y su familia se mudaron permanentemente a Nueva York. Luego el documental explica la técnica que Cai usa para su arte con pirotecnia, se trata de una explosión de pixeles, que es un proyectil que se lanza al cielo y tiene un chip de computadora adentro y con eso se controla el tiempo desde que se lanza el proyectil hasta que explota en el cielo. Eso permite crear imágenes abstractas a gran escala. Es una mezcla entre arte y entretenimiento.

El documental también muestra como Cai fue responsable de la ceremonia inaugural de los juegos olímpicos de Pekín en el 2008 y como en el 2014 volvió a trabajar para el gobierno Chino para producir un espectáculo de fuegos artificiales para el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). Según Cai, la Escalera al cielo es el proyecto más difícil de todos, es su cuarto intento y lo hará por él, por su familia y especialmente por su abuela que acababa de cumplir 100 años. La Escalera al Cielo se hizo una realidad el 15 de junio del 2015 justo antes del amanecer. El documental está dedicado a la memoria de Chen Ai Gan, la abuela de Cai que murió un mes después de haber visto la Escalera al cielo. El documental está disponible en Netflix.